Noticias
Crisis internacional planificada
Existe una crisis planificada, con una estrategia guerrerista y un propósito alevoso: se busca el control del poder mundial y de la energía, los alimentos, el agua dulce y otros recursos naturales a nivel global. (Ponencia de Rodolfo Romero – Roró)

La realidad del mundo de hoy, y el gran interrogante: ¿será verdad que existe  una crisis planificada?

El 8º Congreso Ordinario de la Unión Nacional de Educadores (UNE/SN), celebrado en Asunción del Paraguay en este año 2013, fue una ocasión propicia para reflexionar sobre la situación del mundo de hoy, y toda su complejidad y contradicciones, como también visualizar los desafíos que se nos presenta en pleno Siglo XXI.

PRIMERA PARTE

Nos llama la atención la recurrencia de la crisis global que golpea sin misericordia a la humanidad. Y es como lo hemos dicho en anteriores oportunidades, es una CRISIS CULTURAL Y UNA CRISIS DE CIVILIZACIÓN.

Una crisis que golpea por igual a los trabajadores del sector privado, del sector social y del sector estatal, sabiendo que el neoliberalismo busca impactar de una manera brutal a todo el aparato del Estado. Las privatizaciones responden a esa lógica. La política neoliberal busca privatizar todo el espacio público, liquidar los servicios públicos y convertirlo todo en negocio. Dar jaque mate es el objetivo.

Estamos cosificando a la persona humana, deshumanizándola y, al mismo tiempo, creando el riesgo máximo en la continuidad de la vida de la especie humana. La depredación de la naturaleza está creando el cambio climático, que es toda una amenaza que afectará profundamente a todo el planeta y a nuestro sistema de vida. La crisis, por lo tanto, tiene también un carácter civilizatorio.

Podemos afirmar que el proceso de globalización – transnacionalización, y los Tratados de Libre Comercio -más las privatizaciones, flexibilización, y precarización de las relaciones laborales- conforman la marca de fábrica de la crisis global.

Y lo más llamativo es que esta crisis está acompañada de nuevo de un esquema de guerra global de carácter preventivo. El armamentismo es el núcleo de esta crisis, y la depredación de los recursos naturales, es su secuencia inevitable. Es la lucha por el PODER MUNDIAL.

Es raro que un actor y director de cine diga sin desparpajo alguno que “No es un secreto que los tiempos son sombríos”. Fue Robert Redford.

Y no podemos olvidar que el presidente Barack Obama haya dicho al asumir la presidencia de la República: “Recibo una economía en crisis y un país en guerra”. Esto fue en el 2008, y la crisis y las guerras continúan.

En el 2011 toda Europa fue invadida por la CRISIS. Una crisis de carácter estructural, que hace tambalear al EURO  y a  toda la UNION EUROPEA.

Y esta crisis global continúa rampante en la segunda mitad del año 2013.

Un nuevo fantasma recorre Europa: el fantasma de la desocupación, del hambre de los sectores castigados por la crisis, y la desesperanza de la juventud; ya que carecen de nuevas oportunidades para conquistar una vida digna y un trabajo digno.

Y Estados Unidos de Norteamérica despliega sus pinzas de dominación en el peor momento de su decadencia. Ya invadió y ocupó IRAK, va adueñándose de Libia, pretende ocupar Siria y amenaza a Irán. Es que también se le ha complicado el panorama en Egipto, incluso en Túnez y Turquía. Y las cosas no se le ponen claras en Afganistán y Pakistán. Todo tiene color de hormiga. Comienza a tener pavor a China, y se interroga sobre Rusia, Pakistán y Turquía. Rusia se presenta como contrincante político y diplomático en la zona del Mediterráneo. Y, desde luego, molesta  Brasil, Venezuela, Argentina, Ecuador, y todo su “patio trasero”, según expresó recientemente el Jefe del Departamento de Estado, J. Terry.

Todo parece indicar que la puesta en marcha de la GEOPOLÍTICA DEL CAOS no le está saliendo como planificaron sus estrategas militares desde la época de
Reagan, Clinton, los Bush y ahora Obama. Y las guerras continúan.

Y ahora se apela a un servicio de inteligencia sobre todos los países, que jaquea aún más la credibilidad de los EE.UU. de Norteamérica. Por eso, Brasil y otros países lo denuncian y repudian en el seno de las Naciones Unidas (ONU).

El TERRORISMO INTERNACIONAL es otro dato lamentable. En el caso de Siria, el terrorismo está alimentado directamente por capitales privados y gobiernos.

Lo que se va evidenciando es que existe UNA CRISIS PLANIFICADA, con una estrategia guerrerista y un propósito alevoso: se busca el control del poder mundial y de la energía, los alimentos, el agua dulce y otros recursos naturales a nivel global. Y eso crea roncha. El conflicto de poder en el mundo está encendido. Chipre es otro triste ejemplo fatal.

EXISTE LA PUGNA ENTRE EL UNILATERALISMO, EL BILATERALISMO Y EL MULTILATERALISMO. Pero se da una evidencia: todos los factores de poder quieren sentarse a la mesa y devorar la torta con exclusividad, excluyendo a las grandes mayorías nacionales y populares.

También la situación de las dos Coreas es altamente preocupante. Las confrontaciones se presentan en el formato de las guerras preventivas.

Constatamos que Estados Unidos somete a Europa y presiona a Rusia y a la China. Y se irrita ante el descompaginamiento que significa Irán, especialmente por la amenaza a Israel, ya que en la lógica de la guerra americana, Israel puede amenazar a todo el mundo, pero no puede ni debe recibir amenazas, ni de Irán y mucho menos de la pobre e indefensa Palestina.  Sin embargo, Palestina sigue siendo una víctima del poder israelí.

Lo interesante es que se están produciendo unos hechos nuevos al restablecerse un cierto diálogo entre Irán y los EE.UU., que todo el mundo anhela se profundice para calmar los ánimos guerreristas de los mercaderes de armas.

Sabemos que Estados Unidos para controlar a las potencias emergentes necesita apoderarse de Siria, recomponer su dominio en Egipto y someter a Irán, por las buenas o por las malas.  Y Palestina es un cáncer para EE.UU. e Israel.

Es interesante que el Presidente B. Obama haya declarado que “La paz no se puede imponer entre israelíes y palestinos”, con eso da carta blanca a Israel, que de paso, tiene armas atómicas.

Es oportuno registrar la opinión del lingüista norteamericano Noam Chomsky en su artículo “Gaza en crisis”:

“… para desbaratar este conflicto, será necesario desmantelar la ilusión reinante de que Estados Unidos es un honesto intermediador que trata desesperadamente de reconciliar a adversarios recalcitrantes, y reconocer que las negociaciones serias serían entre Estados Unidos e Israel y el resto del mundo. Si los centros de poder de EE.UU. pueden ser obligados por la opinión popular a abandonar décadas de rechazo, muchas perspectivas que parecen remotas, súbitamente podrían tornarse posibles”.

Efectivamente, las ilusiones no sirven y los tiempos son sombríos.

En la crisis planificada del mundo de hoy, y donde la lucha a muerte es el por control de las riquezas naturales, de las aguas, de los alimentos, de los recursos energéticos (petróleo, gas, etc.), de la energía nuclear, de los minerales estratégicos, de la banca internacional, y de los territorios y poblaciones, juega un papel preponderante la visión estratégica que predomine y las políticas públicas que se pongan en marcha -el caso de Islandia fue ejemplarizante, ya que repudió a la banca corrupta- , mientras en los EE.UU. y en la Unión Europea, el salvamento del sistema financiero fue la clave, ya que el mundo está en manos del sistema financiero internacional, y los pueblos, con la clase trabajadora colocada en la proa, están obligados a la fuerza a pagar el precio de la crisis.

Grecia, España y Portugal representan una situación patética, con altísimo nivel de desempleo y un gravísimo desencuentro generacional. La Unión Europea cuenta con más de 27.000.000 desempleados, y con exigencias de cambios urgentes en las políticas. En España se reclamó la renuncia del Presidente Mariano Rajoy, por los escándalos de corrupción que caracterizan a su gobierno. Y las Centrales Sindicales –UGT, CC.OO., USO), por primera vez, aparecen unidas para denunciar la grave situación y enfrentar la crisis.
Pero la perplejidad y la aplicación de políticas neoliberales sigue dominando el escenario. El FMI y el Banco Central Europeo, más Alemania, juegan el papel decisivo.

SEGUNDA PARTE

Todo esto nos indica que el Movimiento de los Trabajadores debe tener una mirada preocupante ante esta crisis planificada, ya que la víctima ya ha sido escogida, y el desempleo y el hambre, está en el orden del día.

En los Estados Unidos se agudiza la confrontación entre los Demócratas y los Republicanos, y sigue la tormenta del problema migratorio. 11.000.000 de indocumentados esperan resolver su situación. El Pte. Obama se ha comprometido a resolver este asunto muy delicado, pero el Partido Republicano, vinculado con los sectores más reaccionarios de la sociedad norteamericana, en especial el “tea party”, se opone y crea obstáculos en el Congreso, como lo hace también con el Presupuesto de la Nación, y la política de Salud que propone Obama.

La economía sigue enfrentando una etapa difícil, y el desempleo sigue alto, siendo un indicador de que las cosas no caminan bien, más todavía sabiendo que existe un fuerte déficit fiscal y comercial. Y los ricos tampoco quieren pagar impuestos, ya que supuestamente ahuyenta a la inversión privada. Mientras, la BRECHA DE LA DESIGUALDAD sigue aumentando, y el mayor riesgo del “Tío Tom” es caer en default.

En el plano internacional, los EE.UU. siguen orquestando una POLÍTICA DE ACOSO a los paises que no son obedientes a sus mandatos, y un joven, Edward Snowden, de 30 años, acaba de ofrecer evidencias de que tiene todo un sistema de espionaje a nivel mundial. El joven está varado en Rusia, y ocasionó el escándalo Evo Morales, impidiendo que su avión presidencial pudiera cruzar territorio europeo y aterrizar en algún aeropuerto para reabastecerse de combustible, poniendo en riesgo la vida de un Presidente de la República. Esta actitud generó repudio internacional.  Bolivia exigió disculpas, que se la ofrecieron a regañadientes.

Veamos los acontecimientos que marcaron el inicio de la presente década, en especial este año 2013: la renuncia del Papa Benedicto XVI, la muerte del Presidente de Venezuela Hugo Chávez, la reelección del Presidente Rafael Correa en Ecuador, la designación del Papa Francisco en el Vaticano, la reelección del Pte. Barack Obama en los EE.UU., el diálogo de paz en Colombia entre el gobierno y las FARC, la elección del Pte. Nicolás Maduro en Venezuela, el nuevo golpe de estado en Egipto, el terrorismo que sacude a Siria, la violencia que sigue azotando a Irak.

En América Latina – Caribe, la situación ofrece un escenario variado, con gobiernos progresistas –aunque con complicaciones y contradicciones-, como los de Brasil, Ecuador, Nicaragua, Venezuela, Uruguay y otros. Cuba, que mantiene su posición ya tradicional, gobiernos que buscan nadar en dos aguas como la Argentina, gobiernos conservadores como los de Chile, con una tónica represiva. Perú, Colombia- escenario de mucha violencia- , con asesinato casi diario de dirigentes sindicales, sociales y políticos, más las movilizaciones campesinas sorprendentes. Guatemala, también con mucha violencia, México, un país controlado por políticas neoliberales –privatistas, y ganado por la lucha a muerte del narcotráfico y narconegocio, que significa violencia e impunidad-; Honduras -donde más se asesinan periodistas–, Paraguay, sancionado por el MERCOSUR por un supuesto juicio político que significó golpe de estado parlamentario expres, que generó reacciones de condena de los organismos internacionales, -si bien a partir del 15 de Agosto, al asumir el nuevo gobierno parece que se va normalizando las relaciones en la subregión. El Gobierno de F. Franco fue un fracaso, y existen expectativas muy contradictorias con relación al nuevo gobierno de Horacio Cartes, que tiene una clara definición neoliberal, alineamiento con los
EE.UU. y pronunciamientos antisindicales. Despide a mansalva a trabajadores del sector público.

Las políticas signadas por aviesas formulaciones privatistas y antisindicales del gobierno actual ha exigido a los sindicatos del sector de los educadores (CUSTE), donde protagoniza la UNE/SN, la OTEP, la FEP, y otras organizaciones, a declarar Huelgas por tiempo indefinido, pero sin resultados positivos, generando duras represiones, y sanciones en los salarios.

Y las Centrales Sindicales CNT-CUT-A, FESS, y otras organizaciones como SITRANDE también han convocado a un congreso unitario realizado el día 3 de Setiembre, y una movilización efectuada el día 4 del mismo mes con presencia de importantes delegaciones internacionales y un gran impacto a nivel nacional, que obligó al Presidente de la República, y a los Presidentes del Poder Legislativo y Judicial a recibir a los dirigentes nacionales y delegaciones internacionales. 

En otra dimensión, podemos decir que tanto el MERCOSUR, UNASUR, ALBA y CELAC representan un avance en el proceso de UNIDAD E INTEGRACIÓN DE TODA LA REGIÓN LATINOAMERICANA - CARIBEÑA.

Debemos destacar que en toda la región existen problemas preocupantes, como el desempleo, la pobreza, todo el proceso migratorio, y por sobre todo, un fuerte déficit en la cultura integracionista.

También, existe una desafiante política antisindical impulsada por las corporaciones transnacionales y empresarios con cultura cavernaria.

Es bueno registrar que en el campo sindical, un proceso de unidad que se concretó entre los años 2007 y 2008, dio por resultado la conformación de dos importantes frentes sindicales. A nivel mundial, se constituyó la Confederación Sindical Internacional (CSI), y en las Américas, se conformó la Confederación Sindical de Trabajadores de las Américas (CSA/CSI).

Y ha resurgido la Federación Sindical Mundial (FSM). Y comienza a plantearse la necesidad de analizar con seriedad la conformación de una Confederación de Trabajadores de América Latina – Caribe, para reafirmar la IDENTIDAD Y EL PROYECTO LATINOAMERICANO – CARIBEÑO. Todo esto conforma un escenario importante para afianzar la lucha del Movimiento Obrero – Movimiento de Trabajadores – para encarar la crisis, defender el trabajo digno y empleo decente, y ser protagonista de las luchas por las reivindicaciones fundamentales de la clase trabajadora, y la efectiva democratización de nuestras sociedades.

También es importante destacar el papel de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que busca poner en marcha el pacto mundial del empleo, buscando promover la creación de trabajo digno y empleo decente en todo el mundo, siendo el día 7 de octubre dedicado a promover movilizaciones para impulsarlo globalmente. Y es importante registrar los convenios 87 -sobre libertad sindical-,  98 -sobre contratación colectiva y el derecho de huelga-, que están siendo burlados en forma sistemática en nuestros países.

En nuestra región, es necesario registrar un dato fundamental, que es captar que toda América Latina – Caribe se ha convertido en una zona que está en la mira de las grandes corporaciones transnacionales y de los diferentes centros de poder, por los exuberantes RECURSOS NATURALES que aún poseemos.  Eso nos crea serios problemas, ya que estamos amenazados de ser nuevamente saqueados y devorados por la avaricia del capitalismo internacional.

Un dato novedoso de nuestra región es la designación del Cardenal Jorge Mario Bergoglio, de nacionalidad argentina, como nuevo Papa -después de 1.300 años de no salir de Europa esa designación- causando un inmediato impacto en todo el mundo por su sencillez, su voto de pobreza, su humildad, y su nombre: Francisco, que recuerda a San Francisco de Asís, el Santo de la pobreza y de la ecología. El Papa asumió la responsabilidad de transformar la curia romana, sancionar a los curas y Obispos que han abusado de los niños, sanear el aparato financiero, y generar un gran entusiasmo en la juventud y en toda la Iglesia católica.

Su primer viaje lo realizó en el Brasil, donde causó furor por su valiente denuncia al capitalismo salvaje, al neoliberalismo, a la pobreza, a la desigualdad, reclamando justicia social y solidaridad social.

Le dijo a los jóvenes que deben armar lío, y pidió a las Diócesis que salgan a las calles, y presten ayuda de solidaridad a los más necesitados. Desde el principio declaró que quiere “una iglesia pobre para los pobres”.

Un dato casi curioso es que en el mundo surgieron los indignados,  y las redes sociales han permitido movilizar a millones de personas, en especial a la juventud.

Todo esto nos indica claramente que está en marcha un cambio de época. Las redes sociales se convierten en un instrumento de poder, con gran capacidad de convocatoria.

Y no cabe duda alguna de que esta CRISIS ESTÁ PLANIFICADA para garantizar la reproducción del modelo de crecimiento y acumulación capitalista, abaratando la mano de obra, empobreciendo a las poblaciones –muere la carta social europea-, y queda bajo la amenaza la suerte de nuestros ingentes recursos naturales.

Reiteramos algo importante: la marca de fábrica de esta crisis la conforman la troika globalización – transnacionalización – privatización. Es decir, la CULTURA DE MERCADO, que ha puesto en marcha lo que se denomina CULTURA CORPORATISTA.

Lo que no sabemos es si finalmente la planificación perversa de la crisis dará los resultados programados por los centros financieros, el Pentágono, la OTÁN, y los centros de poder transnacional.

En todo caso, percibimos que los pueblos están despertando, y que la clase trabajadora se está sacudiendo.

Nosotros afirmamos: a los tiempos sombríos, tiempos de lucha y esperanza.

Atras
Noticias
Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria
Noticias
Seguimiento de la situación laboral
Noticias
Trabajo de calidad vs. trabajo precario
Noticias
Nosotros también entrenamos
Noticias
Salario, inflación y empleo
Noticias
AATRAC: II seminario de formación regional
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org