Noticias
20 de febrero: Día Mundial de la Justicia Social
Por Rodolfo Romero – RoRó.
La OIT en la Declaración de Filadelfia en 1944, nos dice que sin libertad sindical, sin libertad de expresión y sin justicia social, no hay democracia. Y Ulpiano es categórico: “La justicia es dar a cado uno lo suyo”.
 
Y la Encíclica “Laborem Excersen” (“El trabajo humano”) expresa: “La medida de justicia de un régimen socio-económico se determina por la remuneración del trabajo humano”, Juan Pablo II.
 
La palabra y el concepto “justicia social” es bonita e inspiradora…
 
En el Preámbulo de la Declaración Universal de los Derechos Humanos se expresa:
 
“Considerando que la libertad, la justicia y la paz en el mundo tienen por base el reconocimiento de la dignidad intrínseca y de los derechos iguales e inalienables de todos los miembros de la familia humana. 
 
Considerando que el desconocimiento y el menosprecio de los derechos humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad, y que se ha proclamado, como la aspiración mas elevada del hombre, el advenimiento de un mundo en que los seres humanos, liberados del temor y de la miseria, disfruten de la libertad de palabra y de la libertad de creencias.
 
Considerando esencial que los derechos humanos sean protegidos por un régimen de derecho, a fin de que el hombre y la mujer no se vean  compelidos  al supremo recurso de la rebelión contra la tiranía y la opresión…”
 
Los diferentes artículos de esta Declaración Universal de los Derechos Humanos  establecen claramente disposiciones para que la libertad, la justicia y la paz tengan plena vigencia en nuestras sociedades.
 
Vale la pena mencionar el art. 23 de la Declaración que adopta disposiciones claras para lograr la justicia social:
 
1.- Toda persona tiene derecho al trabajo, a la libre elección de su trabajo, a condiciones equitativas y satisfactorias de trabajo y a la protección contra el desempleo.
2.-Toda persona tiene derecho, sin discriminación alguna, a igual salario por trabajo igual.
3.-Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativas y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana, y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social.
4.- Toda persona tiene derecho a fundar sindicatos y a sindicarse para la defensa de sus intereses.
 
Pero todo esto no es sino letra muerta.
 
La Organización Internacional del Trabajo (OIT), constituida en 1919, y que es un organismos tripartito de las Naciones Unidas, que se encarga de establecer las normas jurídicas, morales y políticas para la realización de la justicia social en el mundo del trabajo, con sus convenios y recomendaciones, hoy en día, también se van convirtiendo en letra muerta.
 
La crisis global del mundo de hoy, especialmente lo que acontece en los EE.UU. y la Unión Europea, no hace sino sumarse a la triste realidad  que viven nuestras sociedades y nuestros pueblos, ya denunciados en el prólogo de la Declaración  Universal de los Derechos Humanos en 1948 y que volvemos a citar:
 
“El desconocimiento y el menosprecio de los Derechos Humanos han originado actos de barbarie ultrajantes para la conciencia de la humanidad…” ya que se está agravando el temor y la miseria en el mundo entero. Aumenta a diario el desempleo y se plantean reformas laborales para empobrecer más a los trabajadores. Y se apela a la guerra global para salvar al capitalismo.
 
Las generaciones futuras, ya son una generación sin futuro.
 
Es evidente que el capitalismo salvaje, monitoreado por el pensamiento neoliberal, consagra la desigualdad, la exclusión y la injusticia social, por lo que estamos convocados a redoblar la lucha social y política para conquistarla.
 
Es bueno recordar que los popes del neoliberalismo han reiterado siempre que “La palabra justicia social debe desaparecer del diccionario”.
 
En el Día Mundial de la Justicia Social debemos reafirmar la necesidad de buscar, elaborar y realizar un modelo alternativo de crecimiento económico con justicia social y equidad para lograr el pleno desarrollo humano integral. Es más evidente que nunca que “otro mundo es posible” y necesario construir.
 
Atras
Noticias
Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria
Noticias
Seguimiento de la situación laboral
Noticias
Trabajo de calidad vs. trabajo precario
Noticias
Nosotros también entrenamos
Noticias
Salario, inflación y empleo
Noticias
AATRAC: II seminario de formación regional
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org