Noticias
Programa de formación política con visión estratégica
Compartimos material elaborado por Incasur para los talleres de la Federación Nacional de Trabajadores Servidores Públicos de Venezuela, filial de la Confederación Latinoamericana y del Caribe de Trabajadores del Estado.
Por: Rodolfo Romero
                                                                      
“Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”, N. Mandela.
 
Nosotros somos hombres y mujeres de pensamiento y de acción. Y necesitamos manejar la lógica ordenadora - sistematizadora del pensamiento, y la lógica organizadora – planificadora  de la acción.
 
Y al mismo tiempo, apoderarnos instrumentalmente de la lógica formal, que se basa en el principio de identidad; de la lógica dialéctica, que se basa en el principio de contradicción; y en la lógica de la vida, que se define en cada circunstancia de nuestros acontecimientos vitales.
 
La vida y la lucha están asociadas, y tienen un denominador común. Nos permite movemos en el mundo de las ideas, y con ellas vamos conformando el mapa de nuestros conceptos, diseñando nuestros pensamientos, que las transmitimos, comunicamos, y recreamos con nuestras palabras, y las hacemos realidad con nuestro compromiso y acción,  que debemos saber comunicar a los demás.
 
Es tal la dinámica de las ideas, que se concatena naturalmente con los hechos, y según nuestro amigo Sócrates, “CONTRA LOS HECHOS NO HAY ARGUMENTOS”.
 
Las ideas y los hechos conforman la trama principal de la historia humana, ya que van dando forma a las realidades, siempre tan complejas y contradictorias.
 
Las ideas y los hechos conforman el núcleo central y la principal materia prima de todo el proceso de aprendizaje. Se convierten naturalmente en una fuente principal de toda experiencia y de todo conocimiento.. Nuestro punto de partida será siempre estudiar, analizar, cotejar, procesar las ideas y los hechos que sirven de base a los principales acontecimientos de la historia y de los procesos económicos, políticos, sociales, culturales, espirituales.
 
La misma experiencia humana gira alrededor de las ideas y los hechos, de las realidades del que somos partícipes directa o indirectamente.
 
La vida humana tiene una envoltura que al mismo tiempo tiene dimensión concreta y compleja según las circunstancias: los hechos y las ideas que las nutren y le proporcionan un dinamismo especial. Debemos analizarlos.
 
Los pensadores nos dicen que “LA VIDA ES LUCHA, Y QUIEN RENUNCIA A LA LUCHA, RENUNCIA A LA VIDA”.
 
Y en ese proceso, todo está encadenado, gracias a la maravillosa funcionalidad de nuestro cerebro que es el centro de nuestro aprendizaje. La capacidad cognitiva de la mente nos permite realizar el acto de percibir, pensar, representar, conocer, simbolizar, e ir desarrollando nuestra propia experiencia y conocimiento, tanto personal como comunitaria.. Y las ideas y los hechos son su nutriente principal.
 
Ramón Gómez de la Serna decía que “El cerebro es un paquete de ideas arrugadas que llevamos en la cabeza”. Por eso es tan importante entender todo lo que representa el cerebro humano, y cuán significativo es su buena utilización para generar las IDEAS LIBERTARIAS que requiere el Movimiento de los Trabajadores. Por eso es tan importante la batalla por las ideas, y la correcta utilización de los hechos en cada realidad que nos toca protagonizar.
 
Debe ser por eso que Víctor Hugo, el escritor de “Los Miserables”, decía que “Ningún ejército puede detener  la fuerza de una idea cuando llega su tiempo”.
 
En este caso, nos interesa repensar y reflexionar sobre nuestras ideas, nuestros conceptos, nuestros pensamientos,  nuestras palabras y nuestro compromiso, que conforman nuestro arsenal para las batallas de todos los días, en sintonía con los intereses, principios, valores y objetivos históricos de la clase trabajadora en general, y en forma específica, de los trabajadores del sector estatal, en nuestra condición de servidores públicos.
 
En el proceso del aprendizaje, y en el desarrollo cultural de nuestra  clase, es importante partir de nuestra experiencia, y ordenar - sistematizar nuestros conocimientos, y organizar - planificar nuestra acción, para facilitar nuestra capacidad  de comprender – entender - comunicar correctamente todo lo que sentimos, imaginamos, pensamos, anhelamos y hacemos. Y para ello es decisivo manejar con propiedad lo que significa y representa las ideas, los conceptos,  los pensamientos, las palabras y el compromiso, inseparable de la comunicación.
 
Y sabemos muy bien  cuán importante es la palabra, que con el silencio y el gesto, conforman un herramental decisivo para comunicarnos con propiedad con las demás personas, con la familia, con la organización y con todo el medio ambiente.
 
La palabra tiene su propia riqueza, y genera sus propias contradicciones, ya que se polariza entre la verdad y la mentira, entre lo falso y lo verdadero; y también puede representar una trampa y/o una liberación
 
Necesitamos examinar nuestra propia vida y compenetrarnos mejor de toda la riqueza que encierra y puede producir la mente, el saber humano, asociado al cuerpo
 
El intrépido Sócrates afirmaba que “Una vida no examinada no merece la pena ser vivida”. La lógica del razonamiento nos ayuda a captar a fondo la importancia de estos elementos, que se convierten en nuestras principales herramientas para el diálogo, para el debate, para el análisis, para la confrontación, la argumentación y la lucha en general.
 
Hagamos un esfuerzo por precisar nuestros conocimientos, revisando en común lo que entendemos por:
 
1.- IDEAS: Según el diccionario, “ES LA REPRESENTACION DE UNA COSA EN LA MENTE…” Nosotros estamos muy familiarizados con la idea del bien y del mal, y nos perturba en forma permanente la batalla entre lo conocido y lo desconocido. Nos impacta la noción de las cosas, -tener ideas -, sabiendo que la noción es una idea todavía imperfecta, vaga, que la debemos ir clarificando, profundizando.
 
Las ideas y los hechos son partes vitales de nuestra vida y de nuestra lucha.
 
Es muy común  hacer la mención de que las BASES se mueven por intuición, movidos por  sus necesidades e intereses concretos, y por otro lado, que  fulano o zutano, son  personas con ideas brillantes, o mediocres, conservadores o revolucionarios, por lo que la palabra idea es también un modo de ver la vida y las cosas, es decir, es parte de nuestra percepción, de nuestra mirada, y así se va convirtiendo  en  un concepto.
 
Las creencias, siendo diferente de las ideas, sin embargo están imbricadas, tienen una profunda relación. Se puede afirmar que la diferencia radica en que las ideas cambian con frecuencia, mientras las creencias se enraízan más en el tiempo.
 
La palabra ideal es una derivación  de la misma, y nos indica que nos referimos a  alguien – algo, que representa un nivel superior en la apreciación de las personas y de las cosas. Por eso solemos decir que Pedro, Pablo, Julio César, Bolívar, Chávez, o Martí son  personas de grandes ideales. Las ideas también sirven para calificar o descalificar.
 
Es bueno recordar lo que enseñaba Víctor Hugo: “Las personas que conducen y arrastran al mundo no son las maquinas, sino las ideas”.
 
2.- CONCEPTOS: “Objeto que concibe el espíritu. La abstracción es un concepto puro juicio. Opinión. Sentencia. Es una palabra afín a idea”.
 
Nuestros conceptos son claves en la vida, y mucho más en la lucha social, sindical y política.  Y es común hacer referencia a las demás personas mencionando que tiene  conceptos claros y profundos, o  banales, superficiales, o esotéricas.
 
 
Necesitamos conceptualizar y contextualizar todo nuestro quehacer en forma sistemática. es necesario hacerse de un horizonte y de un mapa conceptual es importante tener objetivos claros y conceptos bien definidos del trabajo, de la dignidad humana, de la libertad, del derecho de los trabajadores, del estado que necesitamos y queremos construir, del mercado, como de la democracia  real con justicia social que aspiramos diseñar como ciudadanos, y de la  sociedad que anhelamos para bien de toda la comunidad. 
 
Es preciso tener conceptos claros sobre los sistemas de ordenamiento-organización de la sociedad, ya sea el sistema capitalista,  los sistemas socialistas, el sistema autogestionario, el sistema comunista, o cualquier otro sistema.
 
Y también es preciso elaborar un mapa conceptual del papel del Estado, de la sociedad civil, del mercado y de los diferentes factores de poder, en particular de los Medios de Comunicación Social monopólicos, oligopólicos o alternativos – comunitarios. Y todo lo que tiene que ver con la relación laboral.
 
Podemos decir que “el conocimiento es un concepto filosófico fundamental”, en consecuencia, los conceptos están relacionados con el mundo de los conocimientos que poseemos y que utilizamos con regularidad en la vida y en la lucha. Y desde luego es notorio que existe todo un debate sobre el concepto del conocimiento.
 
El análisis de los conocimientos de cada época histórica, nos revela los cambios conceptuales que se van operando en la vida y en la lucha de los hombres y de las mujeres, como de los pueblos, y de las clases sociales.
 
Un ejemplo muy claro lo tenemos con relación a la valoración del trabajo humano y la situación de los esclavos, como después se dio el avance logrado con relación a las relaciones laborales, los derechos humanos, la libertad de conciencia,  la libertad de expresión, la soberanía nacional, la autonomía de los pueblos, la democracia, la problemática de género, los procesos de integración, etc.
 
El mismo concepto de LUCHA DE CLASES es novedoso, ya que siempre existió las diferentes clases sociales en las diferentes sociedades, y los conflictos sociales están animados por las contradicciones que existen en la realidad, y que luego se traducen en la LUCHA POR EL PODER. Marx y otros estudiosos, desarrollaron este concepto, que sabemos encierra fuertes polémicas.
 
Lo importante es tener claridad conceptual en la vida y en la lucha social, sindical y política. Y al mismo tiempo, contextualizar las ideas, las afirmaciones, los argumentos, es decir, ubicarlas  correctamente en el tiempo-espacio para que la certeza, la seriedad, la  verdad vaya apareciendo en el escenario, y le otorgue fortaleza a toda nuestra argumentación con relación a la razón de ser de nuestra vida y lucha, de nuestra necesidad de unirnos, de organizarnos, de practicar la solidaridad tanto a nivel nacional como internacional, y de buscar afirmar la tarea reivindicativa y emancipadora del pensamiento y la acción del Movimiento Sindical, y del conjunto del Movimiento de los Trabajadores.
 
  3.- PENSAMIENTOS: “Facultad de comparar, combinar y estudiar las ideas. El pensamiento es la vida interior. Acto de dicha facultad”. Es el resultado de la capacidad de pensar, de razonar, de reflexionar, de meditar, de desarrollar nuestra capacidad especulativa, nuestro raciocinio, y de nuestra capacidad de elaboración teórica. Conocer objetivamente es su objetivo, buscando combatir LA IGNORANCIA. Que lo conocido sea superior a lo desconocido.
 
Es el desarrollo de nuestra capacidad de comprensión y entendimiento humano.  Registremos lo que nos dice Albert Einstein: “CADA DIA COMPRENDEMOS MAS Y ENTENDEMOS MENOS”, lo que implica una suerte de gran contradicción en el proceso del aprendizaje y en el desarrollo del conocimiento, razón de ser de la labor del pensamiento: hurgar - conocer.
 
Necesitamos conocer y manejar tanto la lógica formal (principio de identidad), como la lógica dialéctica (principio de contradicción), para profundizar y sistematizar nuestro aprendizaje, y todo nuestro conocimiento.
 
Nosotros necesitamos darle una estructura coherente  a nuestro pensamiento de transformación social, para lo cual es importante la dinámica transversal del aprendizaje para ser verdaderos protagonistas de los cambios que requiere la sociedad. Y los pensamientos son claves para ello, ya que se mueve en el escenario de la realidad, de la imaginacion y en el campo de lo sublime.
 
Por alguna razón válida, Buda afirmaba 500 años antes de Cristo: “SOMOS LO QUE PENSAMOS”. Podemos decir que nuestro pensamiento es nuestro aliento vital.
 
Y Eduardo Galeano nos incita planteándonos que “SOMOS LO QUE HACEMOS PARA CAMBIAR LO QUE SOMOS”.  Siempre  asociados, PENSAMIENTO Y ACCION.
 
Pensar, reflexionar y actuar son deleites del alma, productos de la mente y de toda la energía que poseemos, que opera en su interacción con la realidad, riqueza que se acumula en nuestra memoria y en nuestro acervo cultural.
 
Pascal decía que “El hombre ha sido creado para pensar; toda su dignidad, todo su mérito estriba ahí: SU DEBER ES PENSAR COMO DEBE”.
 
Un dato fundamental en la filosofía del conocimiento, es desarrollar el pensamiento crítico y teórico, un pensamiento que  busca captar la realidad  desde una perspectiva indagatoria y cuestionadora, y evitar las formas estereotipadas en que generalmente se nos presenta en los textos, y en especial en los medios de comunicación social que responden a los grandes intereses.
 
Existe una evidencia incuestionable: Las ideas, los conceptos, los pensamientos, conforman el arsenal cultural de la humanidad, y a través de estas herramientas que produce la mente, y todo el cuerpo,  es que concebimos el mundo, el cosmos, la naturaleza, la historia, la sociedad, la realidad siempre cambiante, y toda la lucha social, sindical y política. Ya es común decir que “LA REALIDAD ES SUPERIOR A LAS IDEAS”, y que “LA REALIDAD ES LA UNICA VERDAD”.
 
Y la verdad es que con ellos conformamos LOS PARADIGMAS de cada tiempo histórico,  pautando nuestras vidas, nuestras luchas,  y hasta nuestros sueños.
 
Por eso tiene una importancia excepcional el revisarlos, renovarlos, profundizarlos, ordenarlos y sistematizarlos., sabiendo que las ideas, los conceptos, los pensamientos, pueden tener un perfil CONSERVADOR, REFORMISTA O REVOLUCIONARIO. Debemos preguntarnos en que horizonte nos colocamos.
 
 Nosotros necesitamos reafirmar que nuestro pensamiento, utilizando también el poder de la intuición, debe traducirse en la acción, ya que es el METODO para tener la certeza de que nuestro pensamiento es correcto y verdadero. Por eso es útil  aplicar lo que nos dejó el filósofo Henry Bergson:
 
“Que yo piense como hombre de acción y que actúe como hombre de pensamiento”.
 
Y entonces podemos interrogarnos: ¿Qué relación existe entre el pensamiento y el lenguaje…acaso no se necesitan mutuamente? Es toda una clave de la vida.
 
4.- LAS PALABRAS: “Facultad natural de hablar. Sólo el hombre disfruta de la palabra. Sonido o conjunto de sonidos articulados que expresan una idea. Expresión. Término. Voz. Representación gráfica de los sonidos”. Herramienta del lenguaje.
 
El lenguaje, con la capacidad de aprendizaje y el trabajo, conforman la tríada original que caracteriza a la especie humana, y que nos convierte enseres creadores de cultura, y en animales pensantes, reflexivos y simbólicos.
 
El lenguaje, el pensamiento y los símbolos, están asociados en forma productiva – creativa, comunicativa, y es lo que nos hace diferente en el reino animal.
 
Y tengamos presente  que siempre existe una gran tensión entre el reino de la necesidad, el reino de la libertad, y el reino de la práctica social
 
Y por lo general, los grupos humanos se mueven más a partir del estado de necesidad que por el mandato de la razón. Debemos interaccionarlos sabiamente.
 
Con la palabra nos convertimos en seres parlantes, que nos permite COMUNICARNOS - RELACIONARNOS con las demás personas y los grupos humanos. La ORATORIA es parte de nuestra aptitud, de nuestro talento, y tiene el valor de permitirnos transmitir nuestros sentimientos, emociones, ideas, conceptos, pensamientos. Por eso es perentorio mejorar , enriquecer y perfeccionar nuestro vocabulario.  Y también es importante afinar nuestra escuchatoria.
 
La palabra puede ser oral y escrita. Y se reproduce y recrea en forma maravillosa. Cada generación siempre guarda lo anterior y crea lo nuevo.
 
En los sectores populares, predomina la cultura oral y se cultiva muy poco la cultura escrita. Debemos corregir esta deficiencia, y aprender a asociar el diálogo, la lectura y la escritura. Debemos practicar la escritura.
 
Es impresionante descubrir a fondo el PODER DE LAS PALABRAS, ya que con ellas, no solamente nos comunicamos, sino transmitimos todo nuestro ser, nuestro querer,  nuestro sentir, nuestras emociones más profundas y todo nuestro pensar y hacer.
 
Las palabras tienen un gran poder de persuasión, de seducción y de convencimiento. Y tiene la gran habilidad de transitar entre la verdad,  la mentira, y la simulación. Por eso es importante ser apóstol de la verdad.
 
Es común decir que “Somos dueños de las palabras que callamos,, y esclavo de las palabras que pronunciamos” . También se puede afirmar que las palabras duermen en la memoria, y tienen la capacidad de despertar  hasta a los muertos..
 
En cada palabra, hay algo especial, por eso los luchadores sociales, sindicales y políticos, debemos mejorar nuestro vocabulario, perfeccionar nuestra oratoria, y nuestra escuchatoria, combinar con mucha inteligencia, nuestra audacia y nuestra prudencia al pronunciar cada palabra, aprendiendo también a escuchar al otro - otra.
 
Los grandes líderes se caracterizan por su elocuencia, que  es un talento natural para dialogar, hablar, leer o escribir, persuadir, deleitar, motivar, convencer.
 
En todo el proceso de la formación política con visión estratégica, debemos poner un especial esmero para adquirir una ORATORIA coherente, consecuente y convincente, y al mismo tiempo, aprender con humildad la escuchatoria.
 
Un elemental sentido de responsabilidad y creatividad, nos acicatea para ser ingeniosos en el cultivo del bien hablar y del saber escuchar.
Y que nuestras palabras sirvan para suscitar nuevas ideas, nuevos conceptos, nuevos pensamientos, nuevos compromisos, y nuevas maneras de SERVIR A LOS DEMAS. Con más razón siendo servidores públicos.
 
5.- COMPROMISO - COMUNICACIÓN: El compromiso es nuestro desiderátum. Es nuestra opción de vida. Es nuestro deber con nosotros mismos, ante los demás y ante la historia. Y todo se traduce en la manera en que lo  vivimos, transmitimos -  comunicamos.
 
La comunicación y todo el proceso de inter-relacionamiento, es la forma transitiva en que lo hacemos. En la rica combinación – acoplamiento de las ideas, de los conceptos, de los pensamientos,  de las palabras, y DEL COMPROMISO-COMUNICACIÓN, podemos aplicar un sabio principio:
 
“Mente abierta, pensamiento interrogativo, para ser dirigente convincente, y estratega esclarecido”. (RoRó)
 
No perdamos de vista que está a prueba el desarrollo de toda nuestra inteligencia emocional, cognitiva, imaginativa-creativa, comunicativa, práctica y espiritual,  y que inteligencia viene de INTER-LIGARE, que significa reunir, relacionar, ordenar, sistematizar.
 
Nuestras ideas, nuestros conceptos, nuestros pensamientos, nuestras palabras, nuestro silencio, nuestros gestos, nuestra comunicación, deben estar perfectamente concatenados, coherentizados, y hasta purificados, lo que exige, ser criticados – autocriticados, revisados y renovados en forma sistemática.
 
Busquemos que nuestros DERECHOS estén siempre interaccionados con nuestros DEBERES, que deben complementarse en forma sistemática.
 
Y tengamos en cuenta lo que nos indica sabiamente Elena de White:
 
“NECESITAMOS HOMBRES Y MUJERES CUYAS CONCIENCIAS SEAN LEALES AL DEBER COMO LA BRUJULA LO ES AL POLO”.  Tengamos presente las décimas de Núñez de Arce: 
 
“Conciencia, nunca dormida,
mudo y pertinaz testigo,
que no dejas sin castigo,
ningún crimen en la vida”.
 
Nuestro nivel de conciencia, juega un papel fundamental en nuestro compromiso. Complejidad y conciencia nos hacer ser lo que somos.
 
Estamos llamados a ser cada vez más inteligentes en esta árida lucha social, sindical y política al que nos convoca la CLATE-FENTRASEP.
 
Y en todo, el esfuerzo y compromiso personal y orgánico, es decisivo.
 
Nuestra cultura orgánica y nuestra política comunicacional deben renovarse profundamente. Y debemos crear una nueva conciencia de responsabilidad en el plano organizativo-económico-financiero, y crear-desarrollar los medios alternativos – comunitarios eficientes.
 
El zapatero Efrahem, uno de los primeros líderes sindicales, considerado como un  “creador de emociones”, nos indica claramente el camino al decirnos:
“A esta asociación de nuestros intereses, de nuestros derechos y de nuestras audacias, le daremos una cabeza que piense, una voluntad inteligente y firme, que imprima la acción y dirija el movimiento”. (1833 –  Francia - folleto de 4 páginas). Es todo lo sencillo que nos proponemos lograr con el PROGRAMA DE FORMACIÓN POLÍTICA CON VISIÓN ESTRATÉGICA”, que se propone esclarecer y utilizar con acierto, en forma activa, participativa y creativa, la rica interacción dialéctica y complementación necesaria, entre los contenidos y los métodos.
 
Los contenidos definen nuestra línea de pensamiento, diseñan nuestro proyecto histórico, pautan nuestra política – estrategia – táctica y acumula nuestro saber colectivo. En los contenidos se pueden distinguir los elementos conceptuales, los procedimentales y los actitudinales, que exigen  un esmerado aprendizaje, profundización y sistematización.
 
Hugo Chávez nos indica un camino en su Mensaje dirigido a la ONU en Setiembre de 2011: “Dirijo estas palabras a la Asamblea General de las Naciones Unidas, a este gran foro donde se encuentran representados todos los pueblos de la tierra, para expresar las verdades de la Venezuela Bolivariana, y reafirmar nuestro compromiso irrenunciable con la justicia y la igualdad, esto es, con LA PAZ”.
 
La lucha por la justicia social, la igualdad de oportunidades, y LA PAZ UNIVERSAL, sintetiza los contenidos de nuestra visión-misión.
 
Es un NO a la explotación del trabajo humano, es un NO a la desigualdad creciente en el mundo, es un NO a la injusticia social, es un NO a la VIOLENCIA y a la GUERRA. Es un SÍ a la vida. Es un SÍ a la SOLIDARIDAD. Es un SÍ a la JUSTICIA Y A LA PAZ.
 
Y en materia de métodos de los hombres y mujeres de pensamiento y de acción, estamos identificados con los métodos revolucionarios, que exige de nosotros revisar y renovar nuestros métodos de trabajo, recreando LOS EQUIPOS, nuestros métodos de organización, nuestros métodos de acción, y nuestros métodos de formación.
 
Y los métodos, las técnicas y los medios, que nos indican el camino para el conocimiento de las verdades y el logro de los objetivos, sabemos que deben ser activos, participativos y creativos, para convertir a cada participante, en sujeto protagónico de todo el proceso de ENSEÑANZA – APRENDIZAJE que están articulados en el programa.
 
Y en todo, la motivación, el autoesfuerzo, la investigación-acción, y  la autogestión son las herramientas irreemplazables. Nada se puede imponer.
 
Las ideas y los hechos no pueden contradecirse. Y el pensamiento y la acción deben complementarse. Y las palabras deben conservar su autenticidad y comunicar la verdad. La síntesis es toda una consigna:
 
“Que yo piense como hombre de acción, y actúe como hombre de pensamiento”.
 
 “Planifica con audacia - ejecuta con prudencia”, S. Bolívar.
 
Es preciso apoderarnos de nuestras ideas, utilizar con precisión nuestros conceptos, elaborar nuestros pensamientos, saber emplear con precisión y honestidad nuestras palabras, y que todo nos sirva para profundizar nuestro compromiso.
 
Y recordemos siempre lo que expresaba el gran líder sudafricano NELSON MANDELA: “Yo soy dueño de mi destino y amo de mi alma”.
 
“Nada puede ir bien en un sistema político en el que las palabras contradicen los hechos”, Napoleón Bonaparte.
Atras
Noticias
Apuntes de la militancia
Noticias
El informe Lugano II
Noticias
México lindo y querido: nuevo liderazgo político
Noticias
V Congreso mundial de UNI Global Union
Noticias
Correo del Orinoco: una memoria de 200 años
Noticias
Curso de redes: abierta la inscripción
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org