Noticias
Con la salud no se juega
Un texto de Rodolfo Romero -RoRó- sobre un derecho humano esecial para la vida.
“MADRE VIDA – CAMARÁ – LA MADRE VIDA TE DA Y TE QUITA TE QUITA Y TE DA”.
 
“MENS SANA IN CORPORE SANO”.
 
“Ningún otro elemento es tan esencial para la vida como el carbono”. El carbono es un componente indispensable de las células de las plantas, los animales y los seres humanos. Este elemento se encuentra en los glúcidos, lípidos y aminoácidos”. 
Sin agua y sin oxígeno, la vida humana sería un imposible. Y la salud, solo imaginación.
 
1.-LA VIDA TIENE SUS PROPIOS SECRETOS
 
Y está equipada para reproducirse a sí misma y a lograr el mayor bienestar posible. Debemos entender que nuestro organismo funciona de una manera maravillosa. Y todo el conocimiento que hemos ido acumulando para garantizar que la vida transcurra de la mejor manera, se ha convertido en lo que podemos denominar como una cultura de la salud, que está directamente relacionada con la cultura de la alimentación y todas las medidas de prevención, que requiere mucha educación.
 
La vida representa toda una unidad funcional, donde cada parte cumple una función con actividades perfectamente sincronizadas. El secreto consiste en aprender a armonizarlas, para desarrollar y conservar la salud en perfectas condiciones.
 
Nosotros sabemos por experiencia propia, que la batalla la libramos entre la salud y las enfermedades para conquistar una vida sana. La batalla es por la conservación de la salud y la prevención de las enfermedades. La prevención es más importante que la curación. Los ejercicios físicos, el equilibrio emocional, la ausencia de dolor y del stress, la dieta equilibrada, los ejercicios de relajación, la alimentación natural con productos orgánicos, la no contaminación del aire, agua potable, etc. son factores claves para la Buena salud.
 
Los especialistas nos dicen que todas las funciones orgánicas: respiratorias – circulatorias – digestivas – musculares – nerviosas y emuntoriales, trabajan en forma interdependiente, y que la vida es el resultado de un equilibrio maravilloso entre el proceso de oxigenación, lo hídrico, lo térmico, la nitrogenación, lo ácido básico y dinamógeno, “siendo indispensable la buena correlación de estos factores para el mantenimiento de la salud perfecta”, que significa armonizar lo físico, lo mental y lo espiritual.
Entonces surge la pregunta: ¿Qué entendemos por salud? La salud es la ausencia de enfermedades y algo más. Es un estado de bienestar o de equilibrio a nivel subjetivo y objetivo. “El sistema de vida se convierte en criterio de salud”, apoyado en la educación y en políticas públicas.
 
“La salud es el completo bienestar que resulta del juego normal y armonioso de todas las funciones biológicas y psíquicas de nuestro ser”.
 
En Roma la máxima era: “SALUS POPULI SUPREMA LEX EST”.
 
2.-LA IMPORTANCIA DE LA ALIMENTACIÓN Y LOS EJERCICIOS:
 
Y es entonces que surge la importancia capital de la alimentación y de los ejercicios.
 
Una Buena alimentación nos proporciona los nutrientes básicos y necesarios para desarrollar una Buena vida. Y los ejercicios, físicos y mentales, nos permiten poner en movimiento “la máquina maravillosa que es el cuerpo humano”.
 
Y los especialistas y científicos nos dicen al respecto algo muy significativo:
 
 “La alimentación tiene por objeto de proveer al cuerpo los elementos para el necesario intercambio de principios químicos, pero son estos inasimilables en estado mineral. Por esto el metabolismo del animal, depende directa e indirectamente del alimento vegetal. La planta absorbe y vitaliza el azoe y los       minerales.
Las bacterias inician el trabajo de desintegración de la materia muerta. La luz solar, con la operación clorofiliana, realiza la síntesis de ciertos minerales, tornándolos asimilables para el animal.
 
Pero el hombre no vive aislado. En el curso de su evolución, ha desarrollado una serie de facultades y una sensibilidad que le facilitan el contacto y la comunicación con los demás seres.
Ese contacto, que las fieras realizan por medio de  la lucha, puede ser más eficiente, entre humanos, con la cooperación”.
 
Y hoy, con el aumento de la población a nivel mundial, surge una gran demanda con relación a los alimentos, en su triple dinámica: producción – distribución – consumo. Que  afecta en forma directa a las poblaciones y a las naciones. Y por eso se habla de la seguridad alimentaria y la Soberanía alimentaria.
 
La grave manipulación de los recursos alimenticios, que está casi monopolizado por las corporaciones transnacionales, genera todo un grave problema de carácter económico, financiero, político, social y alimentario. Envenenamiento colectivo es la amenaza.
 
La agroindustria, apoyado en la biotecnología, avanza raudamente en generar las semillas genéticamente modificadas, y se obtienen  los  productos transgénicos, controlado totalmente por 6 o 7 de las grandes corporaciones transnacionales (Monsanto-Carl Gill, tc), pasa a monopolizar la producción y comercialización de los alimentos, y a concentrar la propiedad y posesión de la tierra en el planeta, y al mismo tiempo, a desarrollar la nueva amenaza para la salud de la población a nivel mundial.
 
La FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación), lanza un alerta ante el monopolio mencionado, y la concentración de la propiedad de las tierras de estas corporaciones transnacionales. Sustena la AGRICULTURA FAMILIAR como camino.
 
Hoy en día ya  se comienza a hablar de la “privatización de la naturaleza”, ya que las corporaciones transnacionales tienen el control absoluto de los recursos de nuestro planeta, que tiene una fuerte incidencia en nuestro sistema de vida social.
 
Tenemos la gran responsabilidad de preservar la BIOSFERA – BIODIVERSIDAD.
 
La salud del ser humano y de las comunidades, depende de la responsabilidad personal y de un concepto político de cooperación entre los pueblos y entre las naciones,  como también, de la relación armónica que debemos establecer con la naturaleza y con todos los factores que tienen que ver con nuestro sistema alimentario y las diferentes actividades físicas y mentales que realizamos en la vida, ya que como nos dice una canción popular:
 
3.- NUTRICIÓN – SALUD – CEREBRO
 
Un aspecto esencial que debemos cuidar con mucho celo, es la relación nutrición y salud, y por lo tanto, es preciso manejar toda la información que nos permita cuidar responsablemente nuestro cuerpo – una máquina maravillosa, y nuestra mente.
Es más común conocer casi todas las exigencias de nuestro cuerpo para mantenerse sano, saludable. Y sin embargo, es muy poco lo que sabemos de las necesidades de nuestro cerebro. En este sentido, es preciso conocer toda la riqueza, el poder y las exigencias que nos formula nuestro  cerebro humano, ya que es el centro de control general del organismo, y al mismo tiempo, es el centro de nuestro aprendizaje.
 
“El cerebro está integrado por millones de pequeños receptores, transmisores y conectores, las células nerviosas, de las cuales parten finísimos cables conductores rodeados de una delicada capa aislante. Son las fibras nerviosas. Unas conducen estímulos procedentes de los centros nerviosos a todos los órganos del cuerpo, otras llevan a los centros constante información de lo que ocurre en los órganos, y las que proceden de los órganos de los sentidos conducen al cerebro impresiones recogidas en el ambiente que nos rodea.
Finalmente, otro sistema de fibras nerviosas, llamadas de asociación, conectan entre sí a los diferentes centros nerviosos, completando la compleja y delicada estructura del cerebro, cuya frágil consistencia, se halla perfectamente resguardada por la resistente caja ósea del cráneo”.
 
 Aprendamos a poner más cuidado en nuestro cerebro, centro de nuestras sensaciones-emociones, inteligencia, aprendizaje, movimientos, y para ello, precisamos conocer muy bien los nutrientes que necesita para que funcione bien, según cómo, y para qué está diseñado estructural y funcionalmente, preservando su sanidad.
 
Se puede afirmar que existen verdaderas leyes que nos permiten garantizar la salud, el bienestar y la felicidad. Por eso, y para eso, existe la ciencia de la salud.
 
Al reflexionar sobre la importancia de la salud, es necesario destacar que no hay nada más sabio que nuestra madre tierra, que nos ofrece generosamente los productos alimenticios y las hierbas medicinales, que administradas con inteligencia, nos ayudan a capear todos los obstáculos que se interpone entre la salud y las enfermedades. Entonces apelamos a la ciencia médica, a los sabios yerbateros y a las abuelas, que son nuestros auxiliares claves.
 
 
4.- NUESTRO SISTEMA INMUNOLÓGICO
 
Nuestra propia naturaleza nos proporciona todo un Sistema de defensa para protegernos ante los ataques causados por las bacterias, virus y todos los elementos y factores infecciosos o tóxicos, que son dañinos para la salud.
 
Nuestro cuerpo esta revestido por una piel (pellis), es una membrana que nos protege contra los ataques que sufrimos a diario en el medio ambiente, y que nos causa las infecciones, las enfermedades que pueden llevarnos a la misma muerte.
 
Y hoy en día, los factores contaminantes contribuyen – facilitan, la operación bacteria-virus que  atentan contra el bienestar tanto personal como de las comunidades humanas.
 
Para ayudar al Sistema inmunológico, es sumamente importante aplicar las medidas de profilaxis, especialmente ante las enfermedades infecciosas. La profilaxis, es un conjunto de medidas de prevención para evitar el surgimiento y la propagación de la enfermedad.
 
Los estudios, análisis, diagnósticos, la vacunación, la limpieza, todas las previsiones en materia de higiene, son medidas profilácticas, que debemos poner en marcha para preservar nuestra salud, ya que existe lo que se denomina la “factura biológica”
 
5.-LAS POLÍTICAS PÚBLICAS Y LA SALUD
 
Reiteramos lo que afirmaban los romanos como consigna de la vida y responsabilidad política: “SALUS POPULI SUPREMA LEX EST”.
 
La salud es parte de los derechos humanos. En Cáceres – España, existe “La calle de la salud”. Nosotros necesitamos crear una gran avenida de la salud.
 
Para cumplir con esta tremenda responsabilidad, se constituyen y organizan los ministerios de la salud pública, que tienen la función de crear las condiciones necesarias para preservar la salud de la población en buenas condiciones.
 
Y a nivel internacional, se cuenta con la Organización Mundial de la Salud -OMS-constituida en 1948, que es un organismo especializado de las Naciones Unidas y tiene la tarea de vigilancia, promoción y realización para adoptar las medidas sanitarias para bien de la humanidad. Sin embargo, la OMS tiene mucho cuestionamiento.
 
Aquí juega un papel fundamental la medicina preventiva y la salud pública, que “es la especialidad médica encargada de aplicar, fomentar e investigar actividades y políticas de promoción y protección de la salud, buscando reducir – evitar la aparición de las enfermedades (gripes – dengue – Mal de Chagas – TBC – fiebre amarilla, sarampión, VIH/SIDA, influenza, etc.), y por ello mismo se trabaja con la epidemiología, que describe, explica la salud de las poblaciones.
 
En este aspecto, se busca y avanza en la creación de un sector farmacéutico público, ya que las medicinas cumplen un papel decisivo para combatir las enfermedades y recuperar la salud. Y también los fármacos hoy pueden representar una amenaza, ya que es negocio.
 
Los riesgos y accidentes de trabajo, el trabajo en condiciones de insalubridad (calor-frío -   humedad – radiación, etc.), representan un capítulo importante en materia de salud, y desde luego, todas las Instituciones Asistenciales hospitalarias-extrahospitalarias, y en especial los sistemas de seguridad social y la buena administración de los mismos, comportan parte susbtancial de buenas políticas de salud pública.
 
El problema de la longevidad comienza a representar un riesgo. La Directora del FMI, acaba de expresar lo siguiente: “La longevidad es una amenaza para la economía mundial. Debemos actuar ya” (C. LEGARDE). ¿Será necesario un nuevo genocidio?
 
Es que la mayor esperanza de vida, crea las condiciones para que las personas, tengan cada vez más años en situación de pensionados-jubilados, con derecho a disfrutarlo.
 
Y la creciente privatización de la salud es otra amenaza, ya que se convierte a la salud pública en objeto de comercio-lucro. Hasta la misma OMS aparece en el banquillo, ya que “La OMS conjuga los intereses de la industria farmacéutica y los de la salud pública mundial…y estos intereses son antagónicos…La OMS es un apéndice de la big pharma”, donde aparece la BAYER y otras grandes corporaciones.
 
El mercado mundial de medicamentos mueve 700 mil millones de euros, más que los armamentos, y 50% controlado por 6 grandes corporaciones. Y lo más grave: se fusionaron la BAYER y  MONSANTO, y ambos tienen demandas judiciales por fraudes.
 
6.- LAS CONTRADICCIONES ACTUALES
 
El avance del neoliberalismo está creando una situación altamente preocupante en materia de salud, ya que los recursos presupuestarios son más bien limitados y reducidos, en vez de aumentarlos para poner en marcha buenas políticas de salud.
 
Tenemos el caso más dramático en Brasil, donde el gobierno dispone congelar los recursos para salud-educación y otros servicios públicos durante los próximos 20 años.
Igual fenómeno se está produciendo en México, en Argentina, en Perú,  en Estados Unidos de Norteamérica; el Presidente electo D. Trump tiene previsto eliminar el Sistema OBAMACARE, y reemplazarlo por el “Health Savings Accounts”, es decir, privatización.
 
En Paraguay, la salud pública pasa posiblemente por su peor momento, especialmente después del Gobierno de Fernando Lugo y la tarea de la Ministra de Salud Pública Esperanza Martínez, quien había extendido la salud pública al alcance de toda la población. Y la situación actual es alarmante según nos informa la tarea periodística, con dos artículos recientes (Asunción-Ultima Hora – 09-11-16).
 
  • Del periodista Miguel H. López con su artículo “mendicidad sanitaria”, donde en parte expresa: “Actualmente la salud pública paraguaya es un asco. La gente muere como mosca, o deambula enferma sin alcanzar Buena atención. A lo que se suma que para 2017, el Parlamento recortará unos Gs. 11.022 millones al Presupuesto de salud. El propio Ejecutivo había pedido reducir en casi 200.000 millones de Gs….”
  • La periodista Susana Oviedo, en su artículo “Buscar salud al otro lado”, denuncia la situación deprimente de los servicios de salud, obligando a la gente a tener que acudir a la Argentina para realizar sus tratamientos.
 
7.- MIENTRAS EN CHILE
 
Se está dando una problemática diferente: los trabajadores y gran parte de la población, con grandes movilizaciones, están exigiendo terminar con el proceso de privatización de la SEGURIDAD SOCIAL impuesto a la fuerza por la dictadura de Pinochet, que permitió a las Administradoras del Fondo de Pensiones, manejar los ahorros de los Trabajadores, cobrando una alta comisión por esa administración, y usando los recursos en inversiones empresariales,  y obteniendo más de 150. Mil millones de dólares en ganancias, y sin embargo, representando toda una estafa para el trabajador en el momento de ir a cobrar sus pensiones, ya que son sumas irrisorias, que nuevamente el Estado debe complementar. También se lucha en contra de la privatización de la salud, la educación y todo el modelo privatista impuesta por el neoliberalismo.
 
Todo esto nos está indicando que la problemática de la salud, que es muy compleja y que afecta en forma directa a los derechos humanos, y que debiera ser parte de una responsabilidad de toda la sociedad y tarea concreta del Estado y la ciudadanía responsable, se ha convertido en uno de los negocios más lucrativos y lamentables, sacrificando la salud y el bienestar general de las poblaciones de nuestros países.
 
Estamos tentados por una publicidad comercial, muy entrampada por la mentira y el afán de lucro, a violentar las leyes biológicas, rompiendo el orden y la armonía indispensables para la vida en el universo. Y eso la estamos pagando muy caro.
 
Y lo más preocupante: el clima de violencia galopante que nos sacude, la disociación creciente de las personas, el individualismo soterrado predominante, y el cambio climático amenazador, pareciera indicarnos que los sobresaltos y el deterioro de la salud pública, corre el riesgo de seguir avanzando y deteriorando la calidad de vida.
 
Necesitamos recuperar formas simples de vida: a) respiración saludable – no aire contaminado-,realizar ejercicios físicos, deportes…b) el buen aprovechamiento de la luz solar, evitando los rayos ultravioletas, c)la Buena alimentación, evitando el desorden de los apetitos, d) observar el descanso integral, para reponer las energías físicas y psíquicas, e) el consumo equilibrado de las bebidas, en especial agua pura-potable, y evitar los vicios alcohólicos, f) practicar la hidroterapia, g) alimentarse espiritualmente.
 
Necesitamos cambios en nuestras vidas, en nuestros hábitos, en las políticas públicas, y por sobre todo, en la cultura social y política de toda la ciudadanía, por sobre todo de las clases dirigentes, y compromiso colectivo en defensa de la salud,  la educación, y de nuestro bienestar general.
 
En material de salud, consagrado como un derecho humano fundamental, estamos convocados a asumir nuestras responsabilidades personales, familiares, sociales y políticas.
 
Marco Aurelio afirmaba que “Quien huye de las obligaciones sociales y políticas es un desertor”.   
 
Y como siempre, necesitamos alimentarnos espiritualmente con Francisco: “No nos dejemos robar la esperanza”.
Atras
Noticias
Apuntes de la militancia
Noticias
El informe Lugano II
Noticias
México lindo y querido: nuevo liderazgo político
Noticias
V Congreso mundial de UNI Global Union
Noticias
Correo del Orinoco: una memoria de 200 años
Noticias
Curso de redes: abierta la inscripción
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org