Noticias
Vieja batalla: la verdad política y la verdad verdadera
La Argentina de Cambiemos está bombardeada por la posverdad y fakenews.
Por Rodolfo Romero -RoRó-.
 
Un proverbio árabe expresaba con picardía: “No porque el asno vaya a la Meca es peregrino”. Hoy podemos afirmar: no porque se haya inventado la posverdad y fakenews, la verdad dejará de ser verdad y la mentira trumpista-macrista-bolsonara poder ser una fábrica de verdades fondomonetaristas-imperialistas.
 
La Argentina monitoreada por Cambiemos está bombardeada por la posverdad y fakenews. La situación de crisis escandalosa del país y la proximidad del proceso electoral para elegir a un nuevo Presidente de la República han desatado la pugna rabiosa entre la verdad política y la verdad verdadera.
 
Constatamos más que nunca que la vida se nutre de la incertidumbre, de lo imprevisto y de la falsificación posible del quehacer humano que, burlándose de la creatividad, busca confundir para alienar la mente humana.
 
Existe una puja tremenda entre la verdad y la mentira. Las certezas parecieran estar en retirada como resultado del bombardeo global que realizan los medios de comunicación social, atrapados por los monopolios y oligopolios, que operan en  el campo cultural-ideológico, respondiendo al pensamiento único estructurado por el neoliberalismo, que es toda una filosofía de vida individualista, una ideología mercantilista y un comportamiento consumista, que es adornado con las apariencias.
 
Por eso sus tres verdades son: libre mercado-libre competencia-libre individuo. Al mismo tiempo, coloca en un plano secundario a la sociedad  y a las organizaciones -dicen que todo es una ficción- y niega el papel rector del Estado.
 
Estas supuestas tres verdades se convierten en la VERDAD POLÍTICA NEOLIBERAL, sacrificando sin misericordia la verdad verdadera, buscando distorsionar los datos de la realidad. Por eso es un pensamiento fundamentalista.  Es así como la clase dirigente elitista, expresión fiel de la oligarquía-burguesía, considera a la sociedad, a las organizaciones intermedias, a los ideales y los proyectos de transformación social como simples elucubraciones-ficciones que debe ser reprimida, ahogada. Lo dice expresamente el Presidente Bolsonaro.
 
Nosotros tenemos la experiencia de cómo el proceso colonial fue creando sus propias verdades, negando las verdades de nuestros pueblos originarios. Por eso la carta del Pte. de México Andrés Manuel López Obrador pidiendo al Rey de España pedir perdón por sus crímenes molestó a toda la monarquía-oligarquía-burguesía del país.
 
Y el proceso imperial, como estamos saliendo de la Semana Santa, podemos decir que comete el mismo error-pecado buscando imponer a troche y moche sus verdades políticas, que son utilizadas para liquidar la autonomía de los pueblos y la soberanía de las naciones. Lo está haciendo con Venezuela, con Cuba, con Nicaragua, con Irán… dentro de poco lo hará con México. Es la locura de la distorsión de la verdad.
 
José Martí, el Apóstol de la libertad y quien dio su vida (+1895) en la lucha por la independencia de Cuba, decía que en política existen cosas y procesos que se esconden y no se perciben a primera vista. Son cuestiones que se refugian en los rincones de los verdaderos intereses que se persiguen, y que están efectivamente en contradicción con los discursos que se utilizan para disfrazar las reales intenciones.
 
Los acontecimientos del mundo de hoy, en especial lo que está sucediendo en la región del mediterráneo, la “primavera árabe”, los bombardeos de la OTAN-ISRAEL, la amenaza a Rusia, China y todo “el desmadre” de Trump sirven de muestra para comprender la contradicción que existe entre la VERDAD VERDADERA Y LA VERDAD POLÍTICA.
 
El Mahatma Gandhi, acosado con apresamientos por el imperio inglés, que a la fuerza sometió a la India y pretendió destruir la fuerza moral y política del movimiento de no violencia activa, concebido para organizar la lucha y conquistar  la independencia del país, nos legó un pensamiento clave: “En la vida y en la política es necesario distinguir lo falso de lo verdadero”.
 
Y mucho antes, un ilustre intelectual paraguayo, ex Presidente de la República en la década del 20 del siglo XX, Dr. Manuel Gondra -en 1923 se consagró la Doctrina Gondra en una reunión de la Unión Panamericana- tiene que ver con la solución pacífica y sin intervencionismo de los conflictos entre los países de las Américas. El Dr. Gondra enseñaba que es vital aprender a distinguir LA VERDAD POLÍTICA DE LA VERDAD VERDADERA. México adoptó esa misma postura inspirado en Estrada.
 
En las próximas elecciones a realizarse en Argentina es decisivo que esto suceda a nivel del pueblo argentino.
 
Una verdadera política debe nutrirse de la verdad verdadera, pero es muy común que en la acción política se vaya prefabricando una verdad política que se va distanciando de la genuina verdad, pudiendo incluso generarse un proceso de falsificación-distorsión creciente de los fines y los medios de la acción política.
 
Y el principal elemento distorsionador y problematizador es la lucha por el poder, que también significa la lucha por el liderazgo, ya que una supone la otra. Y en la lucha por el poder está siempre en juego el control de la base económica-financiera de la sociedad, como la articulación de las políticas públicas y la distribución del ingreso en la sociedad.
La lucha por acumular y concentrar poder, poder que luego sirve para apoderarse de los recursos naturales y activos sociales de los países más débiles, nos indica claramente cómo al mismo tiempo se libra una crucial batalla por el liderazgo.
 
Un ejemplo muy válido es la batalla que libra el tea party en los EE.UU., que responde a los intereses más rancios y excluyentes de la sociedad norteamericana, 1%, actuando al mismo tiempo como peón del sionismo internacional, que necesita recomponer el poder para acelerar la guerra global preventiva de cuarta-quinta y sexta generación, para reconquistar el control de los recursos energéticos, las aguas dulces, los alimentos y monopolizar el comercio a nivel mundial a través de las corporaciones transnacionales, para lo cual invoca mentirosamente el libre mercado-libre comercio y los TLC.
 
Así, se va imponiendo la VERDAD POLÍTICA de los poderes fácticos, en detrimento de la VERDAD VERDADERA que invocan nuestros pueblos y sustentan nuestras naciones, que luchan también por el poder para reconquistar la autonomía de los pueblos y la soberanía de las naciones-estado.
 
Según Aristóteles “El hombre es un animal político” que fabrica guerras y busca construir la paz. Él consideraba que parte de la filosofía práctica es la política y parte de ella es la ética, de tal suerte que sin ética, la política, que es la principal acción humana para la convivencia civilizada y para conquistar el bienestar general y construir la paz universal, se prostituye.
 
Se busca crear nuevas verdades políticas. Es así como se pretende imponer una nueva cultura de la violencia-guerra-terrorismo mediático, en detrimento de una cultura de la paz.
 
Culturalmente, una dictadura mediática de carácter monopólico-oligopólico opera desde la falsificación y la mentira para crear una nueva realidad y nuevos conceptos ideológicos. La violencia, la guerra, el terrorismo se convierte así en la verdad política del neoliberalismo-imperialismo y de los poderes fácticos en pleno albor del siglo XXI.
 
Es la gran amenaza del triunviro Trump-Macri-Bolsonaro, apoyado por la OTAN-FMI-corporaciones transnacionales.
 
“El Principito” nos orienta: “Sólo con el corazón se ve correctamente. La esencia no se puede ver con los ojos”.
Atras
Noticias
Presentación del libro “Una piba peronista”
Noticias
El futuro del trabajo y el trabajo del futuro
Noticias
Carlos Custer: una vida, una lucha, un libro, un destino
Noticias
Día internacional de los trabajadores
Noticias
Una nueva estafa
Noticias
El oscuro Tratado de Madrid
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
Miércoles 5 de junio a las 18 hs. en ADEF....
Primer encuentro del ciclo de talleres....
Del 20 al 23 de marzo en la Biblioteca Nacional, Auditorio ADEF y bar “La Poesía”....
Incluye un capítulo redactado por Ricardo Alvarellos, compañero de Incasur....
Para mejorar el liderazgo y trabajar en equipo. ...
Con entrada libre y gratuita....
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org