Noticias
Una emergencia histórica: una nueva política pública en salud y educación
Compartimos el artículo de Rodolfo Romero -RoRó-, Asesor UNE, SN, INCASUR, Consejo Político Consultivo, CLATE, UNTE.
Por una pedagogía de emergencia, por una política pública de salud.
 
En la vida y la acción sindical, desde hace más de 27 años, vivimos, luchamos, experimentamos y vamos conociendo y asociando lo viejo con lo nuevo, de tal suerte que asumimos el reto de los riesgos y desafíos con sentido de inquieta previsión.
 
El COVID 19 nos coloca ante una emergencia histórica: o comprendemos y entendemos que lo público, lo privado y lo social no pueden estar en contradicción, en una sociedad conducida con lucidez y sentido del bienestar general, ya que deben complementarse con sentido político y visión estratégica. Un sano y vigoroso humanismo nos orienta.
 
O, de lo contrario, seguiremos aplicando métodos de planificación, conducción y administración ”elitesca”, según nos predijo el gran Shakespeare en su obra “El Rey Lear”, donde alertaba afirmando que “Los locos conducen a los ciegos”.
 
En esta línea de fuego se coloca el pensamiento y la acción del ex Presidente de la Nación Argentina, Mauricio Macri, uno de los hombres más ricos de Argentina y con cuentas off shore en los paraísos fiscales, que eliminó el Ministerio de Salud Pública para convertirlo en una simple secretaría, dejó en ruinas el país y quien desde Guatemala, en su condición de nuevo Presidente de la Fundación  de la FIFA, en estos días dijo que: “El populismo es peor que la coronavirus”.
 
Para los ricos y poderosos del planeta -1% de la población que controla más del 50% de la riqueza y casi todo el poder existente-, el concepto populismo (es necesario escribirlo con minúscula según los letrados modernos) se opone y amenaza a la oligarquía del universo que planifica, conduce y administra el ordenamiento social existente hoy, y eso, para esta minoría, es inaceptable. Trump y Bolsonaro lo certifican.
 
Es que está en juego el alerta que nos plantea COLACOT (Confederación Latinoamericana de Cooperativismo de los Trabajadores), al reiterar con frecuencia: “O los pueblos defendemos el humanismo o nos sepulta el capitalismo”.
 
Estamos en una emergencia realmente histórica. Las grandes pestes de la humanidad han generado en la historia cambios extraordinarios, que hoy debemos tener en cuenta sabiendo que una de las causas del malestar que estamos sufriendo es,  en gran medida, la visión de quienes nos están manejando: los locos del planeta.
 
Llegó el momento de aplicar nuevas políticas públicas, especialmente en salud y educación que  son las bases fundamentales para organizar una economía, finanzas con alta productividad, competitividad, rentabilidad, justicia y equidad social, utilizando los aportes de la ciencia y tecnologías concertadas y acertadas.
 
Salud y educación deben caminar muy tomados de las manos, complementándose en todo. Y el estado social de derecho está llamado a cumplir un papel fundamental. La salud no puede ser privatizada, tampoco la educación puede convertirse en artículo de lujo para las grandes mayorías, como hoy funciona en los EE.UU., en Chile y  en países donde predomina la fiebre privatista neoliberal.
 
En Argentina, el nuevo gobierno peronista restituyó el Ministerio de Salud Pública y está haciendo milagros para proporcionar las medidas conducentes para enfrentar la crisis actual del coronavirus. Y México es todo un ejemplo:
 
-La Cámara de Diputados acaba de aprobar una nueva Ley de rango constitucional reafirmando el derecho a la salud de toda la población y el derecho a la pensión de los adultos mayores, de las niñas y niños pobres, como el derecho de los jóvenes de escasos recursos a una beca que le permita estudiar sin limitación, garantizando en el presupuesto anualmente este derecho.
-Se garantiza el derecho del pueblo a la salud.
-Debemos preguntarnos: ¿qué está pasando en Paraguay y en otros países en salud y educación?
 
En materia de la educación, es vital poner en marcha una pedagogía de emergencia siglo XXI, articulando con seriedad nuevos enfoques educativos, con didácticas apropiadas para responder a la nueva realidad que se nos presenta, asumiendo con seriedad que las reformas neoliberales nos conducen al fracaso que hemos y seguimos experimentando.
 
La genética del aprendizaje nos ilustra con claridad sobre las nuevas exigencias de todo el sistema-proceso enseñanza- aprendizaje y, consecuentemente, no podemos seguir aferrados a utilizar la educación como el cordón umbilical del sistema neoliberal-capitalista que ya sabemos nos conduce al abismo.
 
Uno de los datos fundamentales es centrarnos más en la inteligencia múltiple del cerebro, centro de nuestro aprendizaje, buscando desarrollarlo  creativamente y estableciendo claramente la línea de conexión y complementación entre las exigencias de la salud-sanidad de la población y la educación de la misma.
 
No pueden seguir absurdamente separados, tampoco confundidos, y debemos articular las líneas de complementación entre ambas disciplinas claves de la vida.Si descuidamos la salud de los niños desde su nacimiento, después no hay educación que valga.
 
Los estudiosos nos dicen: “La técnica genética y la psicomedicina nos permiten influir de forma radical sobre la herencia como algo físico y sobre nuestro sistema nervioso central como sustrato psíquico de la existencia humana” (S. Gergely del libro: “Micro electrónica”).
 
Tenemos que ser nuevamente aprendices de la vida y reconducir nuestro destino en salud y educación, educación y salud.
 
En el libro elaborado por la UNE-SN: “Por una nueva educación para una nueva cultura y un nuevo Paraguay”,  que aborda todo el desafío y la tarea a realizar, se plantea con claridad que debemos asociar salud y educación si queremos superar la actual mediocridad que nos inunda.
 
Y este tiempo de profunda crisis y de cambios vertiginosos, que nos encara con el coronavirus, nos ofrece una gran oportunidad para iniciar una nueva etapa en el país, nos parece oportuno agregar un pensamiento señero:
 
-Los genetistas han lanzado sus redes en todas direcciones y han logrado influir y dar nuevas bases a la medicina y la salud pública, la agricultura, la energía y el ambiente, la ley y las políticas sociales.
-La educación, sin embargo, está claramente ausente de estas listas y las escuelas permanecen ajenas a las lecciones de la genética. Creemos que esto debe cambiar.
Libro: “Genética y aprendizaje” de Kathryn Asbury y Robert Plomin.
Atras
Noticias
Incasur despide al querido Felipe
Noticias
Fossati: su último gran aporte
Noticias
Fossati: el incansable recopilador de CLAT
Noticias
Felipe: coherencia y convicción
Noticias
Hidrovía: la fluviopista de la Cuenca del Plata
Noticias
Unidad política son sabor a cultura popular
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
Entrevista a Emilce Cuda, con acceso libre y gratuito por YouTube. ...
El primer encuentro será el próximo 30 de septiembre. ...
Conferencia de Monseñor Jorge Rubén Lugones, Obispo de Lomas de Zamora y Presidente de la Comisió...
Este 15 de julio por Zoom con inscripción previa....
Los invitamos al encuentro online de CEN....
Con entrada libre y gratuita....
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: 11-3083-9696 / 11-6836-5658 -- comunicacion@incasur.org