Noticias
Completo análisis de los Programas Claves en Brasil
Rogerio Dalló, entrevistado por Notisur, desarrolló con amplitud la implementación de los programas claves de formación en el Brasil. Ponderó los eventos de inducción concretados en la región sur y destacó la importancia de la promoción de los mismos. Otr
A comienzos de septiembre Brasil se puso en marcha en lo que respecta a los programas claves de formación CLAT. En la región sur, que se divide en Paraná y Río Grande do Sul, se concretaron los primeros eventos de inducción. En Paraná hubo 47 participantes y en Río Grande se superó la cifra de 50 inscriptos.
A mediados de octubre se concretó el segundo evento en la zona sur y paralelamente, las regiones del nordeste (con Penedo como sede cabecera) y sudeste (San Pablo, Río, Mina Gerais, Brasilia, entre otros) tuvieron su primera experiencia. Para no quedar relegados, tanto en Penedo como San Pablo se abordaron en tres días los contenidos tanto del primero como el segundo evento de inducción que se produjeron en el sur.

Buen inicio

Rogerio Dalló, secretario general de COLACOT, comenzó aclarando cual es su rol en este proceso formativo: me he dado el trabajo de incluir a los dirigentes y sindicatos vinculados a la Social democracia cristiana (SDS). Tanto la Central autónoma de trabajadores (CAT) como la Confederación brasilera de trabajadores circulistas (CBTC) ya son históricos dentro de la CLAT, pero SDS está recién afiliada y había absoluta desinformación sobre este proceso de formación, desde su dirigencia máxima hasta los trabajadores afiliados.
Dalló, entre otras acciones, participó de un congreso de la SDS en la provincia de Paraná, donde había dirigentes de todos los estados brasileros. Allí realicé una explicación amplia sobre los programas y me llevé la primera sorpresa: de donde menos se esperaba más respuestas encontramos, dijo. A su vez, en términos de coordinación operativa de los equipos y de los grupos que se conformaron, se encargó más directamente de los grupos del sur.
Haciendo un balance de los primeros pasos dados, Rogerio destacó que se avanzó con mayor rapidez en la zona sur y que han intervenido muchos más participantes de SDS y CBTC que de la CAT. Esto se explica porque para SDS es una experiencia completamente nueva, mientras que muchos dirigentes de la CAT ya estuvieron involucrados en eventos y programas de la UTAL.. En el caso de CBTC, hubo muchos inscriptos por el interés que despertó el programa de gestión social.
En el evento de inducción de la región sur, la evaluación de los participantes remarcó que ahora sí se ve el quehacer formativo de la CLAT y la UTAL. Parece que acertamos cuando los programas “vienen” a la realidad local y no cuando se seleccionan uno o dos cuadros para irse a la UTAL. Esto es muy significativo, completó Rogerio.
En segundo lugar la inscripción de participantes superó la expectativa inicial. Para Dalló hubo un efecto multiplicador, que el mismos calificó como un elemento clave: la promoción de los programas.
La promoción tuvo éxito por la proximidad y la facilidad de poder haber estado allí y ponernos en contacto con la dirigencia y la estrategia misma de la organización de base. Esto posibilita conocer las necesidades de las organizaciones y ofrecer los programas como un aporte más a sus políticas. Donde no se pudo hacer esto hubo menor grado de compromiso, agregó.
Un tercer componente es la “decepción positiva” de los participantes, que Dalló explicó de la siguiente manera: casi todos llegaron al evento para escuchar una charla, un análisis, pero la metodología realizada les hace entender que no vamos a escuchar discursos sino que se van a involucrar en un proceso metodológico desde lo endógeno, desde lo local, desde la autoformación. Y el programa entonces llega como una novedad muy grande.
Al momento de la crítica negativa, Rogerio hizo hincapié en dos aspectos. Por un lado, dijo que la disparidad del nivel de conocimiento dentro de los participantes es tremendo. Y esta discrepancia hace repensar también a quienes se creen ya formados, porque todavía hay mucho desconocimiento sobre la formación a nivel UTAL.
Igualmente aclaró que los participantes, aún con un perfil bastante diferente entre sí, lograron agruparse en un trabajo estratégico conjunto. los equipos se han conformando y soportan esta distancia de conocimientos, y eso es muy positivo, añadió. El otro aspecto es, retomando el interés de la CBTC por un programa específico, que cuando mucha gente acude a un programa solo es porque no sé a entendido muy claramente la dimensión de formación de cuadros como una política amplia de la CLAT.
Para finalizar, Dalló rescató que ya se comenzó a observar un compromiso especial de los participantes para con los programas, lo que permitirá superar las dificultades que se presentan al paso.
Atras
Noticias
Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria
Noticias
Seguimiento de la situación laboral
Noticias
Trabajo de calidad vs. trabajo precario
Noticias
Nosotros también entrenamos
Noticias
Salario, inflación y empleo
Noticias
AATRAC: II seminario de formación regional
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org