Noticias
Equipo Pastoral Paraguayo en Argentina (EPPA) tomó contacto con el INCASUR
Desde el 2004 INCASUR apoya las campañas mundiales de CMT, CSC y CLAT. En el marco de la campaña 2005: “Inmigraciones de Trabajadores en el Mundo”, llevada a cabo por la Confederación Mundial del Trabajo, INCASUR estableció contacto con el Equipo Pastoral
El EPPA es una organización que cuenta con 35 años de existencia, formada por trabajadores paraguayos migrantes en Argentina, quienes a partir de su fe cristiana y su religiosidad, así como los valores propios del pueblo paraguayo, procuran trabajar en forma mancomunada al servicio de su pueblo y de la sociedad.
Consultados con respecto a la situación actual de la migración paraguaya, Pablino Meza, Miguel Ángel De Coud y Cristóbal Manuel Fariña, responsables del EPPA, destacaron que “la migración podría dividirse en tres tipos: la antigua, la media y la reciente. En Argentina hay migrantes que ya son abuelos, tienen hijos argentinos, tienen su casa y su trabajo, y que no tienen la perspectiva de volver a Paraguay. Por otro lado, hay mucha gente que emigra individualmente en busca de un trabajo temporario y así ayudan a su familia, que permanece en su lugar de origen”.
También agregaron que los migrantes paraguayos en Argentina deben enfrentarse a muchos obstáculos, entre los que se encuentra “la falta de documentos, que hace imposible la radicación. El problema de la indocumentación es grave, ya que debido a los costos y a que la ley exige la presentación de un contrato de trabajo, es muy difícil para el paraguayo regularizar su situación. Por lo general, los hombres se emplean e la construcción y las mujeres en el servicio doméstico, y no hay patrón, propietario de fábrica ni ama de casa que quiera dar ese contrato de trabajo”. A esto se suma el problema de la falta de vivienda y la precariedad laboral, dos cuestiones que también juegan en contra al momento de documentarse.
Por otro lado, los integrantes del equipo mencionaron las grandes dificultades que atraviesan los paraguayos para adaptarse a la ciudad. Se habla de una especie de “orfandad”: “al llegar, el migrante se encuentra lejos de su familia, de sus costumbres, y ese cambio se hace muy drástico. Se viene de un ritmo de vida muy pausado a un ritmo de vida muy acelerado, a la neurosis, al materialismo. Nosotros, que venimos de un lugar donde todos nos conocemos y nos cuidamos, de pronto nos encontramos con la indiferencia y el ritmo apresurado de la gente. En el campo fundamentalmente vivimos y hablamos guaraní, de la noche a la mañana nos encontramos en Buenos Aires, donde el porteño por lo general habla muy rápido, todo eso nos genera muchas trabas para hacer los trámite de inmigración”.
Atras
Noticias
Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria
Noticias
Seguimiento de la situación laboral
Noticias
Trabajo de calidad vs. trabajo precario
Noticias
Nosotros también entrenamos
Noticias
Salario, inflación y empleo
Noticias
AATRAC: II seminario de formación regional
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org