Noticias
Incasur lanza su propio sistema de educación sindical virtual
En agosto se pone en funcionamiento el sistema de educación virtual y a distancia, inaugurando así los primeros cursos virtuales que se enfocan en organización, formación, gestión, planificación y comunicación sindical, y el rol del delegado.
“El Incasur busca dar nuevas herramientas para enfrentar un gran desafío: ¿Cómo van a ser los dirigentes sindicales del siglo XXI? ¿Cómo se van a formar esos dirigentes de cara a una confrontación o una negociación permanente, con ‘cuadros’ que los empresarios incorporan de las grandes universidades, sumamente profesionalizados y especializados en sus áreas?”, expuso su director, Ramón Ermácora.
Ermácora suele decirles a los dirigentes sindicales que las exigencias que hoy enfrentan los obligan a convertirse en “todólogos” porque exceden ampliamente las reivindicaciones gremiales. Esta realidad ineludible es tomada por el Incasur con el fin de simplificar, abaratar y extender la formación permanente de los cuadros dirigenciales que el movimiento de los trabajadores está obligado a emprender, a través del sistema multimedia, que será complemento de la educación presencial que continuará brindando el Instituto.
“Así como un convenio colectivo de trabajo no puede ser escrito exclusivamente por un abogado porque su contenido es mucho mayor que un texto legal, una negociación colectiva no puede ser realizada sólo por un asesor letrado, sino por un dirigente sindical que conozca a pleno la realidad del sector, pero también la necesidad de sus trabajadores, la situación política económica del país, y una vasta cantidad de información estratégica que debe actualizar siempre, para cumplir con el objetivo de defender los intereses de los trabajadores”, ejemplificó Ermácora.
Dos de las variables que resuelve el sistema de educación virtual es el tiempo y la distancia. “Los trabajadores y los dirigentes se enfrentan a una realidad dominada por el tiempo y la distancia: viven lejos y tienen poco tiempo para enfrentar numerosos compromisos laborales y familiares como lo exige una realidad cambiante, dinámica y de crisis como la que vivimos. Por lo tan¬to, menos aún para destinarle tiempo a la formación permanen¬te. Frente a esa situación, ¿qué se ha hecho?: una alianza estra¬tégica entre la educación y las nuevas tecnologías, que significa usar todos los medios tecnológicos de los que hoy disponemos, como Internet, páginas web, plataformas, aulas virtuales, para que el dirigente pueda estar al día en sus conocimientos”. Enrique Sosa, director adjunto del Instituto, agrega otras características a la capacitación referida.“En la capacitación virtual a distancia, los cursos tienen una metodología tal que los compañeros no solo se enfrentarán a un texto digital, sino que verán videos, películas, presentaciones en Power point y podrán acceder a hipertextos para profundizar la información sobre un tema puntual. Además cada curso tiene un tutor, con lo cual siempre van a contar con una guía docente”.
Es importante destacar que para el Incasur la capacitación virtual es complementaria de la presencial. En una etapa de la capacitación virtual, se convocará a los dirigentes en curso a participar de seminarios, talleres o reuniones donde tendrán en frente a profesionales de primer nivel, economistas, políticos, académicos, para escucharlos, pero también para plantear situaciones o intercambiar opiniones.

Con otro formato

A nadie escapa que el mercado de trabajo ha cambiado profun¬damente. Existen nuevas relaciones laborales vinculadas a las consecuencias del neoliberalismo, como la flexibilización laboral, la tercerización, la subcontratación, el cuentapropismo, el tele¬trabajo, el trabajo en casa. Estas nuevas modalidades en el mun¬do del trabajo tienden a que cada vez haya menos empleo y sin embargo haya más trabajo. Esto también implica que las nuevas dirigencias sindicales necesitan una conformación diferente, un “formato de dirigente” para esta nueva clase trabajadora y otro esquema de comportamiento con el sector empleador.
Por lo tanto se abre una nueva pregunta que responder. ¿De qué temáticas no puede estar ausente un dirigente sindical?. A modo de síntesis, los referentes de Incasur sugieren que “un dirigente no puede no tener capacidad de análisis de la realidad social, política, económica, sindical de su ámbito, de su ciudad, de su país, de la región. No puede desconocer la historia del Movimiento Obrero porque es lo que lo identifica con su tarea, es su pasado, su presente y su perspectiva. No puede desconocer la estructura sindical del país ni del mundo, ni tampoco otros espacios institucionales regionales donde se discuten los problemas de los trabajadores, como el MERCOSUR, la Unión Europea, y las organizaciones sindicales internacionales, entre ellas la OIT y la CSI, así como las organizaciones que trabajan por el medioambiente. No puede desconocer la situación de género, la de los jóvenes, ni el comportamiento de las empresas transnacionales. No puede desconocer lo que significa el accionar de una organización sindical al servicio de los trabajadores. No puede desconocer la formación integral –si se quiere podemos llamarla humanística- de lo que implica ser dirigente, ser líder, ser un cuadro de la organización”.
Para Ricardo Alvarellos, del equipo técnico del Instituto, un dirigente debe tener también la capacidad para poder transmitir lo que es, porque un dirigente con su historia de vida va formando a quienes lo van a continuar o quienes van a ser parte de su equipo. “Todo conductor tiene que ser un maestro de su propio equipo. Los que no son maestros de su propio equipo se convierten en autistas de la conducción, y un dirigen¬te autista en tanto es un dirigente aislado de la realidad, puede perjudicar a la organización. Tomemos en cuenta que el arte de la conducción es el arte de las artes porque el que conduce es el que marca definiciones en la vida de la comunidad, y por lo tanto debe tener un gran conocimiento, una cosmovisión, para poder asumir la responsabilidad para la que fue elegido”.
La formación no solo es importante porque brinda conocimiento, sino porque aporta al comportamiento, otorga un orden y da disciplina, variables que hacen posible crecimiento, avance, desarrollo del dirigente y de su sindicato. Además, las herramientas que aporta la formación permiten visualizar cuáles son los temas y las preocupaciones que pueden estar en el seno de los trabajadores y que a veces no son estrictamente de política gremial.

Fuente: Crónica sindical.
.
Atras
Noticias
Toda victoria es relativa, toda derrota es transitoria
Noticias
Seguimiento de la situación laboral
Noticias
Trabajo de calidad vs. trabajo precario
Noticias
Nosotros también entrenamos
Noticias
Salario, inflación y empleo
Noticias
AATRAC: II seminario de formación regional
Adelante
Agenda Agenda
scroll up
scroll down
El curso del Centro de Estudios Ferraresi inicia el 11 de julio....
Legislación laboral inicia el 2 de mayo....
Incasur e importantes agrupaciones invitan al ciclo de charlas con la participación de referentes h...
El golpe y sus consecuencias económicas....
Jueves 15 de febrero en ADEF...
© INCASUR. Todos los derechos reservados.
Alberti 36. Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Tel.: (011) 4932-2776. comunicacion@incasur.org